Va moviéndose como la niebla, sin que nadie se percate de su presencia de cúmulo de polvo; en los dias de pulir los cubiertos de plata, lavar en cal las coltinas y desempolvar las alfombras egipcias, detrás de las enaguas de la nana Calistar aparecía surgiendo de los acaros y el polvo. Va de la casa a la cocina, navegante marinero como vapor de velero, casi invisible. Marinero que se fue a la mar, cada paso en tierra equivale a un paso de gloria, ron y prostitutas. El cólera y la disentería las desventajas que no opacaban el conveniente arte yogico ancestral de mimetizarte con el ambiente al dejar el puerto.
Yo
Andaba de habitación en habitación sin percatar a los demás de su presencia de cúmulo de polvo, salía de casa a la cocina liviano como el aire, navegante marinero como vapor de velero, casi invisible. Que ventaja y ahorro de tiempo mimetizarse con el ambiente al dejar el puerto.
Ileana De los lobos, septiembre 2014
Adquirí el gusto efusivo por el café negro sin azucar, espeso y amargo. Por la mañana, despues de comer o con galletas de mantequilla y miel. Una ducha muy temprano y nadar en la playa cuando aparece de entre las sombras la mañana. Un café caliente que erosione las grietas de una lengua sedienta, brisa y mar que enjabone los bronquios y el hollín salga por los poros, arena y sal que repare los surcos de una piel compartida sin miedo y despues, rematar con otro café, siempre antes del medio día.
Ileana De los libos, 2014

La manzana de la discordia

No soy una niña rectada al sentarme a la mesa no cruzo las piernas digo malas palabras. Soy imprudente y nada decente si tu señora madre me conoce armaría gran revuelta para que ya no me vieras. No hablo con mesura ni me visto de rosa no soy la damita que todos esperan. Un tiempo atrás esto causo un conflicto existencial pues no cubro los regímenes, los estándares de una dama. Pero llego el gran día en el que me acepte que puedo ser buena y puedo ser mala, puedo ser santa una ramera, puedo ser niña y también ser mujer. Puedo ser casta una cualquiera, puedo ser virgen, puedo ser reina, puedo ser madre, puedo ser perra.

Alberto tiene novia y me envía fotos de tu falo y vídeos masturbándose; Héctor me metía en su cama los viernes después de media noche cuando su esposa esperaba su llegada, Mahler me deja escribirle erotismos y contarle mis aventuras y deseos sexuales, de Alan era la amante y no lo sabia, Ricardo me besa de vez en cuando, solo cuando su novia esta de viaje; Alexis un tonto que siempre le quiso poner conmigo el cuerno a su novia, Octavio cursi pero con novia, Javier sale conmigo a escondidas de su novia pues sabe que nos atraemos sexualmente, Miguel olfatea mi cuello en un salón de clases a oscuras mientras su esposa trabaja, Jorge Cristian tiene meses sin reportarse pero seguro un dia de estos me sorprenderá con un mensaje mientras su novia duerme o esta en la ducha.

Que no te sorprenda si un día desaparezco o si me encarno en tus días y me recuerdas por las noches cuando a lado tuyo duerme tu mujer. La manzana de la discordia ese es el personaje que interpreto, lo tengo ensayado. Me sale muy bien.

Piel receptiva recubre mi ventana las hormigas andan
se abre la tierra
Se deslava la tiza de las banquetas las nubes lloran
se deslizan los cuerpos

Manos de escarcha aplauden la ausencia de estrellas de saliva cálida y espesa
Pasos de hormiga vibran en la ventana
mojan el espejo después de una ducha con hojas de naranja.

El ritmo que danza espera el desahogo de tus miedos convertidos en risa
Saliva cálida y espesa paga la cuenta al mesero por dos tazas de café con menta

Nuevas piernas bailan la espera de sabor semilla y canela tocando la puerta.
Se filtra por mis pupilas eso que me hace mujer y de golpe te junta a mi cuerpo sin tocarlo
Al traducir sueños y epifanías sus ojos se entre cierran formando el crepúsculo la rendija entre mi mundo y su mundo.

 

borrador

Piel receptiva recubre mi ventana las hormigas andan
semejando catástrofes naturales las nubes lloran
deslavan la tiza de las banquetas deslizan los cuerpos

Manos de escarcha aplauden la ausencia
de estrellas de saliva calida y espesa
Pasos de hormiga vibran en la ventana,
mojan el espejo después de una ducha con hojas de naranja.

El ritmo que danza espera el desahogo
de tus miedos convertidos en risa
Saliva calida y espesa paga la cuenta
al mesero por dos tazas de café con anis
Nuevas piernas bailan la espera
de sabor semilla y canela tocando la puerta.

26 días para luna llena

Me lamió un lobo en luna llena
Veneno aullando hasta mi vientre espásmico
Estática y dispuesta, víctima sin pedir clemencia
De tu lengua navegando en mis caderas. Destilando.

La moral tiene miedo de mí, mi ego tiene miedo de ti
Miedo de ser presa ensangrentada
Pues es errante y necia mi esperanza
De ofrecer mi cuello para tu cena.

Me gane tu cielo pero cierro cualquier círculo venidero
Cierrame la boca pero con una mordaza
No esperes a que la luna este llena rebosante
Para lamer y roer mi espalda.


Como ciervo asustado quiero aferrarme
Quiero correr, quiero aferrarme, quiero correr
Sigo siendo un barco en la noche, la misma luna plata
Que espera en la distancia para ser devorada.

La luna que se viste del sudor de tu lampiño pecho
De tu saliva cálida y espesa
Del sonido de tu pubis contra el mío
Latente te habita una bestia sigilosa.

Usas el viento a tu favor para acercarte con cautela
Cual vil fiera a su presa. Gozas la agonía de mi cuerpo
Al privarme del deleite de invadir cada fibra
Con tu olor que se aproxima.

A cada paso a cada jadeo
quiero aferrarme, quiero correr
Aferrarme a tus dientes, a tu lengua, a tu sangre
Correr a tu guarida y guardar en mi vientre tu semilla.

Quiero ser musa que inspira letras, poesía, metáforas y analogías. Hacer tejer maravillas de letras a medio punto, una bufanda con punto alto para cubrirnos del invierno del pasado. Tejer la cola del cometa con hilos de luna. A punto de cruz hacer las constelaciones de tu piel en el basto cielo. ¡Oh Huidobro! ámame que es tiempo.

Estas mirando las olas del mar sintiéndote libre al respirar del viento,
un murmullo que te deja sin aliento, ¡qué es eso!
el mar te habla y te invita a su alrededor,
cierras los ojos y lentamente sientes una presencia,
no piensas en voltear simplemente te dejas llevar, ¡qué pasa!
lentamente mis manos cubren tus ojos al son de una linda canción
me deslizo hasta llegar a tu cintura dándote vuelta
te pido que no cierres los ojos y que solo sientas,
en la fresca brisa tu sonrisa me ilumina,
me llena de éxtasis el sentir tu cuerpo,
sin pensarlo me acerco a ti llenando cada hueco de alegría ,
tu piel y la mía se asemejan,
al cerrar mis ojos suavemente recorro tus labios de caramelo
suaves como un algodón
tenues como una fresa,
rojizos como una cereza,
me deslizo de un lado a otro sintiendo tu aliento con el mío,
seguimos bailando al son de la misma canción,
nuevamente me acerco a tus labios llegando hasta tu cuello,
sintiendo tu perfume corporal
me atrevo a llegar hasta tus oídos para pronunciarte esto que siento,
nuevamente me cautiva tu mirada
esta ahí plasmada como una pintura en lienzo
poco a poco siento tu conexión junto a la mía,
somos dos almas a punto de encontrarse
murmurando tus suspiros me encuentro cerca
tu tan bella y yo tan bestia,
al llegar al objetivo te tomo  por la cadera
con una sola mano y con la otra acariciar tu rostro,
me envuelvo en ti,
tomas refugio en mi,
tocan fondo mis labios con los tuyos,
estas siendo mía y yo tuyo,
la unión perfecta al pasar los segundos me situó en ti y en un momento de reflexión
pues tus labios me han cautivado lo único que puedo decir de ti estoy enamorado.